OBTENIENDO ENERGÍA VERDE DEL TRÁFICO RODADO

Ingenieros italianos han reinventado las bandas reductoras de velocidad y las han transformado en una tecnología de pavimentación que permite extraer energía limpia del tráfico manteniendo la seguridad de las calles y reduciendo también la emisión de CO2 .

Energía verde del tráfico rodado

Esta tecnología se llama Lybra  y ha a sido desarrollado por un una start-up italiana “Underground Power“, fundada en febrero de 2011. En esencia es un pavimento de caucho, similar al material que se emplea en la fabricación de neumáticos, que está diseñado para convertir la energía cinética de un vehículo en energía eléctrica.

Desarrollado en colaboración con la Universidad Politécnica de Milán, Lybra funciona con el principio de que durante el frenado de un vehículo se disipa la energía cinética y mecánica del mismo. Esta tecnología, permite recoger y convertir esa energía en electricidad y pasarla a la red eléctrica.

Se trata de un dispositivo de 10 cm de altura, 3 metros de ancho y 1 metro de largo. Lybra se puede instalar en lugares donde sea necesaria una desaceleración del tráfico rodado, como semáforos, pasos de peatones, peajes, rotondas y estacionamientos.

Energía verde tráfico rodado 2

Lybra incrementa la seguridad en el tráfico ya que superar la banda implica hacerlo a 15 Km/h durante al menos 15 metros, promoviendo así la sostenibilidad del tráfico rodado.

El dispositivo obtiene 1kWh por cada 100 vehículos, para producir la misma cantidad de energía con un sistema fotovoltaico sería necesario una instalación de 80 kw sobre un área de 60 metros cuadrados

Una tira de prueba ha sido instalada en Milán este verano y el director técnico de la compañía, Silvio Doni, ha manifestado que: “el sistema es completamente seguro incluso en las condiciones más críticas”, ya que está hecho de materiales que pueden soportar hasta 60 toneladas de carga.

Energía verde tráfico rodado 3

Según el equipo de ingenieros, una batería de 10 dispositivos situados en una rotonda con tráfico podría producir 100.000 kW/h por año. Sólo para comparar, la misma cantidad de la energía que producirían 19 toneladas de combustible, suficiente para satisfacer las necesidades energéticas anuales de alrededor de 40 familias.

Para ver esta tecnología en funcionamiento: