Piezas pequeñas que hacen grandes estructuras

Investigadores del Instituto tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, EE.UU. han desarrollado un concepto de estructura modular ligera cuyo pequeños elementos pueden ser ensamblados unos con otros de un modo muy similar a como un niño ensambla las piezas de un Lego.

Ensamblaje del material compuesto celular desde diferentes perspectivas, donde se muestra la estructura repetitiva de la red "cuboct" formada por mucha pieza planas idénticas en forma de cruz. Foto cortesía de Kenneth Cheung

Ensamblaje del material compuesto celular desde diferentes perspectivas, donde se muestra la estructura repetitiva de la red “cuboct” formada por muchas pieza planas idénticas en forma de cruz.
Foto cortesía de Kenneth Cheung

Este nuevo material podría revolucionar no solo el montaje de aviones, vehículos espaciales sino estructuras destinadas a la construcción de diques e incluso puentes.

Las piezas desarrolladas con la nueva geometría que Kenneth Cheung ha desarrollado con Neil Gershenfeld, forman estructuras que son 10 veces más rígidas, a igual peso, que los materiales ultraligeros existentes. Pero además este tipo de estructuras pueden también desmontarse y volverse a montar con facilidad, permitiendo de esta manera efectuar presuntas reparaciones que de otro modo sería imposible.

En el laboratorio, una muestra del material compuesto celular es preparado para las pruebas de sus propiedades de resistencia.  Foto cortesía de Kenneth Cheung

En el laboratorio, una muestra del material compuesto celular es preparado para las pruebas de sus propiedades de resistencia.
Foto cortesía de Kenneth Cheung

Cheung produce piezas compuestas planas en forma de cruz que se recortan en una red cúbica de células octaédricas formando una estructura denominada “cuboct”, similar a la estructura cristalina del mineral perovskita, componente importante de la corteza terrestre. Las piezas individuales se pueden desmontar sin que exista riesgo de que la estructura en su conjunto se desintegre por su cuenta funcionando igual que la hebilla de un cinturón de seguridad, que es resistente en las direcciones de las fuerzas que actúan durante su uso, sin embargo se requiere de una simple presión en un dirección completamente diferente para ser liberada.

El artículo completo se puede encontrar en el siguiente enlace:

http://newsoffice.mit.edu/2013/how-to-make-big-things-out-of-small-pieces-0815