Construinnova

HORMIGONES TRANSLÚCIDOS

Hace ya algunos años que existe el hormigón translúcido, entendiendo la translucidez como aquella propiedad que tienen los cuerpos que dejan pasar la luz, pero que no dejan ver nítidamente los objetos. Este tipo de hormigón fue inventado y patentado en Hungría por el arquitecto húngaro Aron Losonczi en el año 2001.

A día de hoy se han conseguido hormigones translucidos utilizando dos estrategias diferentes; por un lado están los hormigones translucidos con fibra óptica y por otro los hormigones translucidos poliméricos.

Hormigones translúcidos con fibra óptica

Estos incorporan en su composición miles de filamentos de fibra óptica de diámetro entre 2 mm y 2 micras orientadas en la misma dirección, de una cara a la opuesta de la pieza de hormigón. La proporción de fibras es muy pequeña (4%) en comparación con el volumen total de la pieza de hormigón.

En la dirección de las fibras se transmite la luz y se percibe la pieza de hormigón como translúcida, mientras que en la dirección transversal a las fibras no se transmite la luz y se percibe como opaca. Cuanto menor sea el espesor de la pieza de hormigón, y mayor la intensidad de luz en el lado posterior a la pieza, mayor será el efecto de translucidez.

Las sombras originadas en el lado más iluminado aparecen en el otro destacando su contorno, lo que da la impresión de que el espesor del muro de hormigón desaparece. De este modo, muros de hasta 20 metros (o vigas de hasta 20 metros de luz) podrían mantener la característica de ser traslúcidos, debido a que la fibra óptica empleada en la fabricación de estos hormigones puede transmitir la luz hasta distancias de 20 metros.

En el caso de necesitar utilizar armaduras, para el refuerzo no se emplean barras de acero, sino barras de plástico transparentes. La resistencia de este tipo de hormigones es similar a los tradicionales.

Existen dos marcas comerciales que venden este tipo de productos Litracon, empresa húngara y la empresa alemana Luccon.

Halifax Monument. Grand Parade, Halifax, NS, Canada. Empresa Litracon

El hormigón fabricado por Luccon es un producto similar al de Litracon, que emplea en su fabricación una cantidad menor de fibras, pero más gruesas, disponiéndose encadenadas, dando como resultado líneas de luz.

Luccon incorpora una nueva tipología de hormigón translucido con aislante térmico integrado para el empleo de perímetro de elementos estructurales, mantiene las características ópticas a ambos lados, situándose el aislante en medio a modo de panel sándwich.

Fachada de Oficinas. Empresa Luccon

Hormigones translúcidos poliméricos

Estos hormigones  se consiguen con una composición muy parecida a la de los hormigones tradicionales, salvo que el conglomerante (cemento) se sustituye parcial o completamente por un conglomerante polimérico transparente, el ilum.

Este conglomerante polimérico, a diferencia de a fibra óptica, permite el paso de la luz en todas las direcciones, sin embargo al añadir el árido, pierde parte de su potencial, por lo que con una granulometría cuidada se pueden conseguir grandes resultados.

La resistencia a compresión de estos hormigones puede llegar a ser igual e incluso superar la resistencia a compresión de los hormigones tradicionales, pudiendo llegar a alcanzar los 60 N/mm2.

La empresa que comercializa este tipo de hormigones es Concretos Translúcidos, empresa fundada por dos estudiantes de ingeniería civil en la Universidad Autónoma de México en 2005.

Encimera decorativa. Empresa Concretos Translúcidos.

Los hormigones translúcidos pueden emplearse a mobiliario, techos, columnas, paredes y pavimentos. Aunque todavía es un material experimental y no hay edificios completos construidos con este material.

La unión de los bloques y losas se realiza mediante un aglutinante común, de características transparentes para mantener las condiciones de translucidez, o dispuestos en conjunto con el apoyo de un marco o armazón estructural. Pudiéndose lograr desde elementos decorativos, muros y pilares iluminados, hasta mobiliario público y privado iluminados por dentro.

El costo en relación con el hormigón tradicional es 5 veces superior, debido fundamentalmente al costo de los materiales y al empleo de maquinaria especializada ya que es necesario colocar las fibras de manera óptima y precisa para conseguir el efecto deseado.

El hormigón translucido es un material sostenible  ya que puede emplear en su fabricación materiales reciclados (vidrios troceados), también gracias a su propiedad de translucidez, se puede ahorrar en el consumo eléctrico de luces artificiales y en materiales que atenúan la luz directa como persianas y cortinas, ya que la luz que transmite el hormigón es una luz suave y cálida.

El inventor Aron Losonczi explica cómo funciona el hormigón translúcido